Gabriele Münter

Publicado por Mica en

Gabriele Münter

Gabriele Münter nació en Berlín en febrero de 1877. Sus padres, quienes tenían una muy buena situación económica apoyaron su educación artística. A los veinte años asistió a una escuela de arte para mujeres en Düsseldorf (Alemania) 
En 1901, luego de un viaje de dos años por Estados Unidos, se estableció en Munich.
En aquel entonces, La Academia de Bellas Artes de Múnich no estaba abierta para las mujeres por lo que tuvo que estudiar en una asociación femenina de pintura que había en la ciudad. 

Pero al poco tiempo Gabriele se aburrió por lo que dejó la asociación para concurrir a la progresiva escuela de arte Phalanx. En ella trabajaba el artista Vasily Kandinsky con quien se comprometió en 1903.

autorretrato gabriele munter

En ese momento Kandinsky seguía casado y se divorció recién en 1911. Vivieron juntos varios años, hasta 1917 y viajaron a varios destinos como Italia, Holanda, Francia, Túnez, entre otros. 
Durante una de sus primeras visitas a Francia Münter conoció las obras de varios fauvistas (entre ellos Henri Matisse) lo que cambió su estilo.
Gabriele se convirtió en miembro fundadora de la Nueva unión de artistas de Múnich (Neue Künstlervereinigung München) iniciada por Kandinsky y que incluía a varios artistas del Blaue Reiter.

El Blaue Reiter fue un grupo de artistas expresionistas, fundado por Vasili Kandinski y Franz Marc en Berlín en 1911 hasta 1913. Este grupo transformó el expresionismo alemán. Sus fundadores defendían la idea de que cada persona posee una verdadera vivencia o experiencia interna y externa, que se dan la mano gracias al arte. A partir de esto Kandinsky construyó las bases teóricas que fundamentaban esta idea.

Durante la Primera Guerra Mundial, Kandinsky tuvo que salir forzadamente de Alemania. A partir de allí Gabriele vivió cinco años (entre 1915 y 1920) en Escandinavia y vio por última vez a Kandinsky en Estocolmo en 1916.

A partir de allí Münter vivió en varios lugares pero lamentablemente por una profunda depresión dejo de pintar.  En 1925, en Berlín, realizo algunos pocos retratos de mujeres hechos a lápiz y recién en el año 1929 en París volvió a impulsar su actividad artística. 

En 1932 regresó a su casa en Murnau (Alemania). Allí vivió con Johannes Eichner (historiador de arte)
Durante ese tiempo Gabriele realizó varias obras abstractas y pintó sobre todo flores. 

Lamentablemente en el año 1937 los nazis le prohibieron exponer su obra. Afortunadamente para el mundo del arte, durante la Segunda Guerra Mundial, Gabriele escondió muchas de sus obras, más de ochenta obras de su amor Vasily Kandinsky y de otros miembros de Der Blaue Reiter. De esta forma la artista las salvo de la destrucción regalándolas más tarde en 1957 a la ciudad de Múnich.  

Gabriele desarrolló un estilo propio, con brillantes colores, formas fuertes y  sólidos delineados.
Esta gran artista falleció en 1962 y la obra de Münter se encuentra en la actualidad en importantes museos del mundo.

La obra de Gabriele Münter es para mí de una gran belleza y expresión, quizás no tan conocida o quizás hasta un poco “opacada” por la figura de su amante Vasily Kandinsky pero demuestra ser una gran artista por si misma y hay que recalcar también que gracias a ella hemos podido conocer obras de otros muchos artistas que hubiesen sido destruidas y desconocidas para nosotros ●

Categorías: Arte

0 commentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *