Venecitas y color en el barrio de Barracas.

HOY!

Venecitas y color en el barrio de Barracas.

Por recomendación de una amiga, hoy estuve caminando por el Pasaje Lanin, en el barrio de Barracas, Buenos Aires, Argentina.

En él pude conocer la obra del artista Marino Santa María, vecino del barrio.

Marino Santa María nació en Buenos Aires en 1949. Egresó de las escuelas de Arte “Manuel Belgrano” y “Prilidiano Pueyrredón”.  
Realizo numerosas obras de arte público y muestras individuales, por las que recibió muchos premios y distinciones.

Todo comenzó en 1999 cuando al artista se le ocurrio realizar en la fachada de su casa, en la calle Lanin 33 donde hoy es su taller, una adaptación de uno de sus cuadros. Marino Santa María quería que su obra saliese de los museos y galerias para presentarse imponente en la calle.
A partir de esto, un vecino, luego otro, comenzaron a pedirle que hiciera lo mismo en sus casas.

De esta manera, poco a poco, el artista logro que aquellas callecitas de Barracas, que comprenden tres cuadras entre Suárez, Brandsen, las vías del Roca y Feijoó, se renovasen y llenasen de color con su obra. Un lindo obsequio para aquel barrio que lo vió jugar en sus calles de pequeño y crecer.
A continuación les mostrare algunas fotos de las casas.

Incluso en partes de las veredas y donde hay plantados arboles podemos encontrar decoraciones con venecitas.

Vivo cerca del barrio de Barracas pero no conocía este pasaje. En la ciudad de Buenos Aires hay muchos rincones como este que muchas veces quienes vivimos en ella no conocemos y vale la pena recorrer.

Cada casa podríamos decir que fue transformada en una obra de arte. Cada una tiene su paleta de colores y diseño que la hacen única y diferente al resto. 

Es muy lindo observar como los colores de las venecitas constrastan con el cielo y el verde de los arboles.

La creatividad para el diseño de cada casa es único. Como ven en la foto esta casa incluso tiene una luz decorada con venecitas.

Como les contaba en Lanin 33 se encuentra el taller del artista. Una vecina nos comentaba que a veces esta abierto y se puede visitar pero esta vez no tuvimos esa suerte, realmente me hubiese encantado.

Colores rojos, amarillos, azules y naranjas llaman la atención en las distintas fachadas.

Mientras fotografiaba el lugar, una vecina del barrio se puso a charlar conmigo y mi pareja. Muy amable nos contó que el pasaje es muy visitado por turistas y que incluso personajes famosos lo han visitado. Nos invito a volver para “La noche de los museos” que se realiza en Buenos Aires en el mes de noviembre comentándonos que incluso organizan bailes. Nos mostró cuál es su casa, muy orgullosa de ella. Realmente era muy linda.

A quienes viven en Buenos Aires, o a quienes planeen visitar la ciudad les recomiendo pasar por estas calles y disfrutar de la obra de un artista que cambió con su arte las paredes de su barrio para sus propios vecinos. Después me cuentan, qué les pareció ●

Una noche distinta en el C. C. Recoleta – Parte II

Una noche distinta en el C. Cultural Recoleta parte II

Como les conté en estos días, el martes por la noche estuve en el Centro Cultural Recoleta.
Hoy paso a dejarles algunas fotos de otras dos muestras que vi ese día en exposición. 

Juguete Rabioso:

En esta muestra participaron todo tipo de artistas: pintores, escultores, tejedores, ceramistas, animadores. En ella se exponen más de 100 juguetes no tradicionales. Quienes componen esta muestra crean juguetes que no están pensados o basados en la lógica comercial, en lo que el mercado exige, sino que fueron creados pensando en interpelar a los niños, en generarles nuevos interrogantes que abran paso al juego. 

Grupo Bondi

Viral mural:

Esta muestra esta compuesta por intervenciones murales realizadas por artistas argentinos y extranjeros que provienen del arte urbano o que reflexionan sobre él. 

Desde hace mucho tiempo los muros de las ciudades han sido utilizados para la expresión de la comunidad, ya sea en forma de protesta, en forma de propaganda política o como practica artística. Estas manifestaciones, al estar plasmadas en las pareces de la ciudad, entran en constante vinculo con quienes transitan por el lugar, buscan “atrapar” sus miradas y muchas veces hasta hacer reflexionar. 

A diferencia de las obras tradicionales que se presentan en el ámbito del museo, a las cuales no todo el mundo tiene acceso, los murales se mezclan con lo cotidiano y podríamos decir que son por lo general de “libre acceso”.
Hoy en día hay muchos tipos de propuestas artísticas que conjugan distintas técnicas, ya sea el grafitti, el stencil, la pintura, los afiches callejeros, etc. 

Rodrigo Alonso, curador de esta muestra, expresa:

“La exposición Viral Mural busca poner de manifiesto esta multiplicidad a través del trabajo de algunos destacados protagonistas de este circuito, que actúan tanto en el ámbito nacional como internacional. Mediante intervenciones en lugares destinados a actividades comunitarias, se propone enfatizar, además, que el Centro Cultural Recoleta no sólo es la sede de producciones culturales y artísticas, sino que es, ante todo, un espacio público. 

Murales y pintadas callejeras son antecedentes, por otra parte, de un tipo de expresión que se infiltra hoy en las redes sociales, en memes, tweets, hashtags y acciones virales. La estructura básica de una red como Facebook propone expresarse a través de un “muro”, que incluso otras personas pueden intervenir. Los espacios públicos son cada vez más complejos y expansivos, pero por sobre todas las cosas, debemos celebrar que existan. Ellos aseguran uno de los derechos más genuinos y primordiales de la auténtica vida social.”

⇩ ¿Dónde? ⇩

Street Art en Villa Crespo

Street Art en Villa Crespo

Mi día comenzó acompañando a mi novio a tatuarse por la zona de Villa Crespo, uno de los barrios porteños.

Cuando nos conocimos hace diez años, el había comenzado a realizarse un tatuaje en uno de sus brazos. Paso el tiempo y con el la rutina, el trabajo, los vaivenes de la vida misma y nunca se termino el tatuaje.

Hoy, diez años después pudo finalizarlo, con el mismo tatuador de hace diez años.

Cuando salimos del estudio de tatuajes, comenzamos a caminar por el barrio de Villa Crespo.
Allí fue que nos encontramos con un colegio que en sus paredes exteriores le regala al barrio estas obras de arte callejero y sus colores. Los murales fueron realizados por alumnos del taller de Georgina Ciotti.

Artista: Louie Herzog

Artista: Ann Burkiewicz

Mientras yo fotografiaba aquellas obras, mi novio, que en su infancia vivía cerca de Villa Crespo, me contaba que cuando era pequeño muchas tardes corría hacia aquel colegio para ir a jugar al fútbol con sus amigos.

Artista: Pablo Rajs

Seguimos caminando mientras observábamos las pinturas, mientras las fotografiaba. 
Los colores que utilizaron me parecieron hermosos, las paletas muy bien elegidas y las imágenes muy creativas. 

En mi opinión, el arte es importante para la sociedad, para la comunidad y los individuos. El arte nos muestra otra forma de ver el mundo, nos muestra que todo es posible, nos muestra caminos alternativos. Se relaciona con nuestra cultura, con nuestra forma de vivir, de observar, de producir. Se relaciona con nuestro imaginario.
La practica artística nos hace creativos, nos ayuda a abrir la mente, nos permite pensar un mismo objeto, una misma situación, de varias formas diferentes. Resolver problemas de formas creativas.

Por eso me encanta ver en las calles de Buenos Aires arte callejero. Porque acerca a quienes transitan por allí un poco de la magia del arte. Les regalan sus colores, sus formas, sin ninguna pretensión. Da mensajes, muchas veces protesta. Acerca el arte a gente que quizás no suela estar en contacto con el y también a quienes no podemos pensar este mundo sin su existencia.

Artista: Florencia Neve

Artista: Belén Nuñez


Por eso, si llegan a estar por el barrio de Villa Crespo, les sugiero acercarse a los muros del colegio Andres Ferreyra y deleitar su imaginación con sus propios ojos.