Confusión

Publicado por Mica en

Confusión

Un día puede que te despiertes y aún cuando nada ande realmente mal en tu vida, sientas malestar, desgano, sientas que nada te satisface del todo.

Y eso fue lo que me sucedió. Comencé a sentir que, a pesar de que en ese momento no estaba atravesando ninguna situación difícil de esas que a veces se nos presentan en la vida, no me sentía del todo contenta. No tenía suficientes ganas de nada, todo me daba lo mismo. 

Y todo esto me confundía. Porque uno cree que si todo alrededor esta relativamente “bien” uno también debería sentirse así. Pero muchas veces eso no sucede.

Así fue que intente pensar qué cosas de mi vida no me estaban haciendo del todo feliz, o cuales de ellas podía mejorar. Y me dije “Sí, quizás me gustaría tener otro trabajo mejor, me gustaría hacer mas ejercicio, me gustaría aprovechar más mi tiempo libre, etc.”

Pude identificar ciertas cosas que deseaba mejorar de mi vida, cosas que si lograba alcanzar creía me harían sentir mejor, con más animo, con más ganas.

Y una vez que había pensado en todo eso, convencida de que era la solución, de repente me encontré día tras día sin las ganas suficiente como para cumplir esos objetivos que me había puesto. Y eso me frustró.

Otra vez confusión. ¿Como sigo? ¿Qué hago?

Si ya creo tener la solución para sentirme mejor, ¿por qué no logro llevarla a cabo?

Y mientras uno siente toda esa confusión, ese desgano, esa falta de motivación el mundo no se detiene. Probablemente la mayoría debamos continuar con nuestros trabajos, con nuestras rutinas, quizás con el estudio, ocupándonos de la familia, etc.

Pero ya les seguiré contando como continuó todo. Antes quisiera saber…

¿Te sentiste así en algun momento? Contame.

Categorías: Lifestyle

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *