Pintura y memoria

Publicado por Mica en

Carlos Alonso

Pintura y memoria

El día domingo estuve en el Museo Nacional de Bellas Artes viendo la muestra “Pintura y memoria” de Carlos Alonso. El museo es muy amplio y tiene todo tipo de muestras, algunas permanentes y otras temporales. Vale la pena recorrerlo pero quizás conviene hacerlo en dos o tres salidas distintas para poder observar con tranquilidad cada espacio y poder detenerse a leer la información que cada sala ofrece.
A continuación les contare un poco de lo que pude aprender de él y les mostrare algunas de sus interesantes obras.

Carlos Alonso es un pintor, dibujante y grabador argentino nacido en Tunuyan, Mendoza.  A los catorce años ingresó en la Academia Nacional de Bellas Artes de la Universidad Nacional de Cuyo donde fue alumno de grandes maestros del arte.
En 1947 recibió su primer premio en el Salón de Estudiantes y en 1953 expuso en la Galeria Viau de Buenos Aires. Gracias a esto, obtuvo los fondos necesarios para viajar a Europa donde expuso su obra en París y Madrid. En 1961 descubre en Londres el acrílico, técnica que luego adoptaría en su pintura.
Realizó múltiples exposiciones tanto individuales como colectivas junto a otros artistas de renombre.

Residió en Argentina hasta que un año después del golpe de Estado de 1976, desaparece su hija. Alli es cuando decide exiliarse en Italia para luego en 1979 trasladarse a Madrid.
Dos años después regresa a Argentina donde realiza numerosas exposiciones.

Silencio

La censura ,1969

La siguiente obra forma parte de la serie dedicada al Che Guevara, donde Carlos Alonso muestra su compromiso social y político. Retomando la conocida obra de Rembrandt, el artista realiza una nueva construcción visual en la que podemos observar el cadáver del Che Guevara con distintos personajes alrededor observándolo y preguntándose por su muerte. 

En 1969 el artista argentino fue convocado a participar de la muestra Panorama de la Pintura Argentina 2, en el Palais de Glace, donde expondría dos de sus obras de “Lección de anatomía” pero la subsecretaria de Cultura de la Nación ordeno retirar las piezas en las que aparecía representado el Che Guevara. Por este acto de censura Alonso decidió cancelar su intervención.

Lección de anatomía. 

Por otra parte, algo que llamo mi atención, fue la reconstrucción de la instalación “Manos anónimas”. Esta instalación fue realizada originalmente para ser exhibida en una exposición llamada “Imagen del hombre actual” que tendría lugar en el Museo Nacional de Bellas Artes en 1976 pero que fue suspendida como consecuencia del golpe de Estado. Las imágenes son muy claras en su mensaje.

Manos anónimas – Instalación 1976 / Reconstrucción 2019

La imagen que ven a continuación pertenece al único registro fotográfico conservado de la instalación “Manos anónimas” de 1976 a partir de la cual en la actualidad se realizo su reconstrucción.

Lo que se puede observar en el recorrido de las distintas obras es la recurrente aparición de la carne. Al respecto Andres Duprat (director del museo) expresa:
“En Alonso siempre hay un exceso: de representación, de clausura de la representación, de alegorismo político y de enigma irresuelto. La carne se vuelve violencia, historia del drama argentino que retoma como pesadilla desde la gauchesca del siglo de las montoneras federales hasta los desaparecidos. Pero demás se vuelve carne, materia primaria de la vida que muestra la muerte. Hay cadáveres, una y otra vez. Para que haya Argentina, ha de haber cadáveres (…)”

Sin pan y sin trabajo, 1966

Tres niños, 1968

Mal de amores

Mal de amores n°2, 1986

Pequeña historia, 1966

Juguete rabioso, 1967

Entre las obras que se pueden observar en esta muestra se encuentra una serie de ellas en la que el artista le realiza un homenaje a otros grandes artistas como Lino Enea Spilimbergo y Van Gogh.

El hospital, 1974

La muestra de Carlos Alonso genera muchas sensaciones. Entre colores vívidos se observan imágenes que llevan a la reflexión. Imágenes que tienen que ver con nuestra historia, imágenes de dolor, de censura, de muerte. 
En cuanto a lo técnico es bello observar los gestos de sus pinceladas tanto de acrílico como de oleo. Las paletas de colores que elige utilizar acompañan perfectamente lo que busca expresar ●

Del 12 de abril al 14 de julio.


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *